02 junio, 2008

La consulta ciudadana, parte imprescindible del debate

La consulta ciudadana, parte imprescindible del debate

El debate sobre la reforma energética ha sido un paso positivo en la vida de la República, pues ha permitido, como en muy pocas ocasiones, que un tema de tal trascendencia sea analizado y discutido por expertos y legisladores en forma pública. En una democracia moderna no puede ser de otra manera.
Hace unos días solicitamos al Senado de la Republica organizar una consulta pública para conocer la opinión de los ciudadanos antes de que se decida esta reforma. En caso de que los senadores no acepten nuestra propuesta, extendimos la invitación a los gobiernos estatales para que la hagan posible. Como hasta el día de hoy las fracciones parlamentarias no han formalizado su postura frente a esta demanda, compartida por muchísimos –según encuestas recientes, 80 por ciento de los ciudadanos quieren una consulta–, insistimos en que se pronuncien.
Saludamos la decisión del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, quien ha convocado a una consulta en la capital del país para el próximo 27 de julio. Esperamos que este ejemplo cunda en otras entidades del país.
La consulta directa a los ciudadanos no es una táctica dilatoria o una maniobra política, es la forma más civilizada de dar voz y conocer las distintas posturas de la sociedad. Frente a un tema de la importancia como el del petróleo, la mayoría de los mexicanos quieren ser tomados en cuenta y no ser simples espectadores.

Atentamente.
Comité de Intelectuales en Defensa del Petróleo:

Marco Antonio Campos, Rolando Cordera, Arnaldo Córdova, Laura Esquivel, Bolívar Echeverría, Víctor Flores Olea, Luis Javier Garrido, Héctor Díaz Polanco, Antonio Gershenson, Margo Glantz, Enrique González Pedrero, Hugo Gutiérrez Vega, David Ibarra, Luis Linares Zapata, Guadalupe Loaeza, Lorenzo Meyer, Roberto Morales, Carlos Monsiváis, Jorge Eduardo Navarrete, Carlos Payán, Carlos Pellicer López, José María Pérez Gay, Sergio Pitol, Elena Poniatowska, Ida Rodríguez Prampolini, Enrique Semo, Víctor Manuel Toledo, Héctor Vasconcelos y Javier Wimer

No hay comentarios.: