25 mayo, 2009

Que la derecha no ponga ni un pié en el Distrito Federal, demanda López Obrador al electorado capitalino



Que la derecha no ponga ni un pié en el Distrito Federal, demanda López Obrador al electorado capitalino

México, Distrito Federal

Sábado 23 de mayo de 2009



* Nada de confiarse y todos a votar en la ciudad de México por los candidatos del Partido de la Revolución Democrática, subraya

* Con la derecha panista y priista, el Metro pasaría de dos a ocho pesos por pasajeros, señala

* Si no le hubiesen robado la Presidencia, habría puesto en marcha una reforma fiscal progresiva, en donde pagaría más quien más tiene, asegura


A seis semanas de las elecciones federales, Andrés Manuel López Obrador llamó a los habitantes del Distrito Federal a votar por los candidatos postulados por el PRD a jefes delegacionales y diputados federales y locales. “Todos a votar el próximo 5 de julio para que no ponga ni un pié la derecha en la capital”, convocó.

En Iztapalapa, la delegación considerada bastión del Partido de la Revolución Democrática en la Ciudad de México pidió al electorado que no se confíe, para evitar que la derecha panista y priista ocupe espacios en las 16 demarcaciones y en las diputaciones federales y locales.

Como tarea adicional, el presidente legítimo de México recomendó a cada ciudadano realizar labor de convencimiento con familiares, amigos, vecinos y compañeros de trabajo.

En el cuarto día de recorrido por los distritos electorales de la ciudad de México, en apoyo a los abanderados de su partido, explicó las razones por las cuales el PRD debe mantenerse como gobierno.

En principio, subrayó, no debe darse entrada a la derecha en la capital porque implicará una eventual cancelación de los programas sociales dirigidos a los adultos mayores, madres solteras, personas con discapacidad y estudiantes de nivel preparatoria.

Acompañado por los candidatos a jefes delegacionales en Tláhuac, Iztapalapa y Coyoacán, Rubén Escamilla, Clara Brugada y Raúl Flores, respectivamente, aseguró que la oligarquía desprecia a la gente, incluso a sus propios trabajadores, porque se siente que por sus venas corre sangre azul y porque tipifican a los hacendados de los tiempos del porfiriato.


En consecuencia, en la jornada electoral del primer domingo de julio “ni un voto al PRI ni un voto al PAN, pidió.

Por la mañana, López Obrador dejó en claro que como dirigente del movimiento por la transformación de México y sus instituciones nunca convocará a tomar las armas , porque entonces la mafia de la política tendría el pretexto ideal para reprimir al pueblo y no se lograría el cambio que anhelamos los mexicanos.

Posteriormente, ante los vecinos de Iztapalapa, afirmó que habría puesto en marcha una reforma fiscal progresiva, que garantizaría que pagaría más impuestos quien acumule mayores ganancias o riqueza, si no le hubiesen robado la Presidencia de la República en el 2006.

En cambio, el presidente pelele, Felipe Calderón prepara la llamada reforma estructural para aplicar IVA a alimentos y medicamentos, que representa en la práctica depositar los costos de la crisis económica en los bolsillos de millones de familias, aclaró.

De acuerdo a la agenda de trabajo, el presidente legítimo de los mexicanos se reunirá mañana con los electores de las delegaciones Cuajimalpa, Miguel Hidalgo y Alvaro Obregón.

No hay comentarios.: